El Misterio Del Anticristo


HABLEMOS DEL ANTICRISTO


Para nadie es un secreto que la palabra Anticristo nos lleva a escenarios atractivos desde el punto de vista espiritual, al misterio, el temor al mal, a lo desconocido y por supuesto nos conduce a tratar de comprender su complejo significado el cual ha estado relacionado con las más feroces fuerzas del mal y a todo aquello que represente bondad, fé, esperanza, negación a lo noble, a lo Divino y por supuesto a lo humano que en últimas es el terreno fértil para el cultivo de estas fuerzas que han sido identificadas como huestes de maldad contínuas. 


Para comprender este complejo mundo del mal, debemos por empezar a conocer el origen de la palabra ANTICRISTO, su etimología y el porqué este concepto se ha mantenido presente a través de todos los siglos como un referente importante en la historia del ser humano, en el mundo espiritual y en las organizaciones religiosas de todo el planeta. El ANTICRISTO ha sido de tanta importancia en todas las esferas humanas que hasta tiene códigos y números que con una buena interpretación decodificada podría darnos luces sobre su verdadera misión, proceso que hasta la presente y a pesar de profundos estudios basados en la biblia y pergaminos antiguos, aún no arrojan los resultados esperados. Antes por el contrario, ha sembrado más interrogantes que respuestas dejando más estelas de dudas que por ser dudas no pueden sustentar  resultados que nos permitan avanzar o al menos descifrar cuál son sus significados.


Seamos creyentes o no con respecto a la figura de Dios, la palabra ANTICRISTO nos conduce irremediablemente a él ya que es en la teología cristiana es donde se fundamenta el Anticristo la cual lo identifican como la figura que cumpliría, según las profecías bíblicas, como el que es el Antagonista del Cristo. El uso de este vocablo se puede encontrar al menos cinco veces en la Biblia tanto en forma singular como en plural especialmente en las Cartas del Apóstol  Juan, desde dos puntos de vista diferentes. En una hace referencia a su manifestación para el fin de los tiempos y en la otra a la anticipación de dicha manifestación a través de los apóstatas que son todos aquellos que reniegan del cristianismo y llevan a cabo hechos que conducen a su desconocimiento y a la  división de la fé en los creyentes.  


La palabra ANTICRISTO proviene del griego AVTI que traduce ANTI y a su vez significa SUSTITUTO, OPUESTO y KRISTÖS que traduce UNGIDO, MESÍAS, CRISTO. Si unimos todos estos vocablos quedaría traducido literalmente como AQUEL QUE SUSTITUYE O SE OPONE A CRISTO. Este término se ha hecho común también con los herejes dentro de la propia corriente cristiana, tal y como lo podemos encontrar en las epístolas de Juan en las que se refieren a todos aquellos o a cualquiera que niegue que Jesús es el Cristo y el Hijo de Dios que “vino en carne”.  Es en este punto donde se empiezan a comprender las grandes dimensiones sobre este fascinante tema, el cual nos lleva a los escalones más profundos de la demonólogía, pero éste, lo profundizaremos en otra entrega.


Sin embargo, a lo largo de la Historia del Hombre nos hemos encontrado con varias corrientes o fundamentos heréticos que niegan tajantemente la divinidad de la persona de Jesús al igual que otras que sostienen que Cristo es un mito “desligado de toda realidad material”. De esta manera queda en entredicho, o se pretende desvirtuar la verdad histórica de los evangelios lo cual los lleva a considerarlos solo como relatos meramente simbólicos 


Es impresionante saber que tanto en la primera como en la segunda de las epístolas de Juan consignadas en el Nuevo Testamento, se hace alusión de la palabra griega ANTICRISTO cuatro veces. Tomemos una de ellas y vemos aquí lo impactante de la cual se lee textualmente: “Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría un Anticristo; en realidad ya han aparecido muchos anticristos y por eso sabemos que ha llegado la última hora”. Esta cita bíblica está en el libro 1 de Juan, versículo  2 al 22.  Pero miremos otra frase aún más contundente. “Y todo el que niega a Jesús, no procede de Dios sino que está inspirado por el Anticristo, por el que ustedes oyeron decir que vendría y ya está en el mundo, porque han invadido el mundo muchos seductores que no confiesan a Jesús el Cristo manifestado en la carne. Ellos son el Seductor y el Anticristo”. 


Pero sigamos con el Anticristo según otras corrientes religiosas como las que distinguen al catolicismo y sus más grandes pensadores y expositores de las filosofías más profundas en los terrenos de la alta teología como son Hipólito de Roma quien en su tratado afirma que “Jesuscristo fue profetizado bajo la figura de un león, a causa de su realeza y gloria”,  de la misma manera se habla en las Escrituras que también en otro tiempo se menciona al Anticristo como un león en relato de su tiranía y violencia y el impostor, o sea el Anticristo, procura compararse a sí mismo con todas las cosas del Hijo de Dios. Cristo es un león, por lo tanto el Anticristo también es un león.  Así las cosas, Cristo es un rey, el Anticristo también es un rey. El Salvador se manifestó como un cordero así que él igual será un cordero aunque debajo de su piel sea realmente un lobo. El Señor envió a sus apóstoles entre todas las naciones y él de igual manera se valdrá de falsos apóstoles los cuales a su vez señalará a los enviados de Dios como mentirosos pastores. 


Tanto en la edad antigua como en la edad media se han configurado muchas teorías aterradoramente cercanas con las profecías bíblicas e inclusive con algunos profetas no reconocidos por las corrientes religiosas tradicionales. En la    edad moderna y contemporánea también se surtieron importantes expositores del tema del Anticristo, el cual aún preocupa a las escuelas teológicas más importantes del planeta. Las organizaciones estudiosas  de Satanás mantienen un criterio de observación constante sobre la oscura influencia del Anticristo el cual también es tomado como todo aquello que quiera dividir al Hombre sembrando odios, bajas pasiones, alejando a las nuevas generaciones de lo bondadoso, lo piadoso, lo esperanzador, porque es claro que todo aquel que pretende dividir en el amor y la unidad está manifestando todas las querencias propias del Anticristo. 


Con las cosas así, vemos entonces que con la evolución de la tecnología, los procesos sociales y políticos de modernidad en los Estados del planeta se han visto cruentas demostraciones altamente dolorosas y pérdidas importantes de las costumbres, virtudes y comportamientos que siempre habían distinguido a las filosofías espirituales, las cuales aún siguen los derroteros marcados por el Cristo así como otras corrientes que tienen su propia figura teologal de amor, bondad y hermandad entre los pueblos. Y en todos ellos podemos notar la figura soterrada, oscura, peligrosa y tenebrosa del Anticristo y de los anticristos tal y como han sido referidos en las Sagradas Escrituras, profetizados también por importantes videntes que han marcado un hito histórico en sus visiones y que están por fuera de toda organización religiosa tradicional pero que a pesar de esto, sus profecías han sido tenidas en cuenta por lo acertadas y cercanas a los diferentes comportamientos que denotan una clara interacción con el Anticristo. 


Un aspecto muy importante cuando se habla del Anticristo es el relacionado con sus símbolos o diferentes maneras de identificar o relacionarlo. Tenemos a la Bestia como una de sus más representativas formas de identificación para el común de las personas y que también ha estado plenamente señalado en las Escrituras como también en los escritos antiguos más importantes. En el libro del Apocalipsis, el cual significa Revelación, se define a la bestia, un concepto singular, con una cifra, palabra que en la biblia se usa como sinónimo de cantidad y remite al censo que ordenó el rey David y el cual atrajo desgracias para el pueblo de Israel. Esta cita la podemos encontrar en el libro 2 de Samuel capítulo 24.  


El Apocalipsis nos revela el número de la bestia bajo los tres dígitos 666. Pero cuál es el significado real del 666? Algunos estudiosos creen que el número 666 descrito en las sagradas escrituras esconde realmente un código o mensaje oculto el cual aún ha dejado mucho que hacer para lograr descifrar su mensaje. En algunos libros sagrados el 666 aparece como 616 y también está relacionado con los agentes del mal. En el pasaje del capítulo 13 de Revelaciones, el número se presenta, según los expertos, como una invitación a resolver un acertijo que podría estar relacionado con algo más terrenal que diabólico. Sin embargo, para otros expertos en el tema, esta simbología sigue sosteniéndose en lo satánico y maligno pero que utiliza lo terrenal para lograr sus crueles objetivos. 


Pero cómo es en realidad la Bestia. ¿Cuál es su apariencia? El libro de las Revelaciones lo describe en un lenguaje altamente simbólico como un monstruo de siete cabezas y diez cuernos y en cada cuerno descansa una diadema.. Su cuerpo se asemeja al de un leopardo pero sus patas parecen de oso y  sus fauces de león. Dice estar inspirada por el Diablo y tener la facultad de pelear contra Dios. Pero para los intérpretes de estos símbolos es claro que la bestia representa a la estructura de un poder totalitario, tal vez al imperial, la cual, al imponerse en los pueblos, se constituye como una forma de vida opuesta a la de Dios. El totalitarismo es una fuerza opuesta a profesada por Dios, se nota a las claras que se identifica con el facismo, el cual puede ser herido mortalmente pero curado por otra Bestia, o sea otro imperio y así continuaría o continúa el culto para mantener a la bestia en el lugar adecuado y perfecto para su reinado. 


Hay otros escenarios peligrosos que pueden dar lugar al Anticristo o a los anticristos, según el proceso que se pretenda llevar a cabo. Por ejemplo, el Anticristo se hará pasar por Cristo, luchando contra El. 


El Anticristo distorsionará las enseñanzas de los evangelios por medio de su nueva doctrina. 


El Anticristo hará negación de toda figura del Cristo negando que ha sido el Hijo de Dios.  


Pero qué se dice sobre la figura del Anticristo en otras creencias religiosas? El islam nos cuenta que antes de la llegada del Mahdi un personaje que precede a la llegada del Mesías Isa, o sea Jesús, habrá un importor similar al que se menciona en el cristianismo el cual acosará a los musulmanes. El judaísmo por su parte tienen a Armilo como su Anticristo y en el mazdeísmo el gran espíritu del mal es llamado Ahriman. 


Es innegable que el Anticristo está presente aún en la filosofía moderna representada por Nietzsche ampliamente mencionado en su gran obra El Anticristo.  El reconocido filósofo alemán Josef Pieper también nos ilustra ampliamente sobre este temible figura en su obra llamada Sobre el Fin de los Tiempos donde el autor afirma que el Anticristo pertenece al campo político. 


En la literatura el anticristo ha sido muchísimas veces citado por autores destacados en todos los continentes y a los largo de todos los tiempos. 


Leon Tolstoi en su magnífica obra La Guerra y la Paz, el personaje de Ana Pavlovna dama de honor y pariente y pariente próxima de la Emperatriz, se refiere a Napoleón Bonaparte como un Anticristo por sus infamias y atrocidades. 


Es un hecho que el mundo está plagado de seres crueles, sanguinarios y oscuros que bien podrían encajar en la figura del Anticristo que nos describen en las Sagradas Escrituras y en los testimonios consignados en las diferentes fuentes de información e investigaciones logradas en este fascinante tema. Pero lo más impactante en la relación obvia existente entre Dios como ser Universal del amor y el Diablo como el opositor y  usurpador abierto a los abismos del mal.


En el mundo espiritual definitivamente nada queda al azar. No se puede adorar a dos Dioses al mismo tiempo. Al definir nuestro criterio personal y espiritual, le estamos cerrando el paso a uno de los dos.  La eterna del Bien contra el Mal, es una lucha sin cuartel a la cual nos enfrentamos cada día de nuestras vidas, cada vez que sale el sol y cada vez que llega la oscuridad. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

LAS ENERGIAS: PODEROSO CAMINO PARA LA ESPIRITUALIDAD Y LA SABIDURIA

El Misterio De Los Exorcismos || Los Exorcistas